El Carpaccio suele espantar a ciertas personas ya que se trata de carne cruda cortada en láminas muy finas y aderezadas con aceites e incluso queso parmesano. Esto es a causa de que la carne sin cocinar promueve las bacterias y consumirlas causa intoxicaciones.

Este plato originalmente se servía solamente con carne de res, pero con los años otras carnes como pescados y mariscos han sido protagonistas de este plato. Incluso pueden encontrarse con frutas como el melón o la naranja.

Siempre es servido como entrada, es decir, previo al plato principal.

Su preparación es realmente sencilla. Principalmente debes prestar atención a contar con una carne de excelente calidad e ingredientes frescos debido a que se servirán crudos.

Corta las láminas de manera muy fina quitando todo lo indeseable. Si quedan algo gruesas puedes pasar un rodillo para dejarlas más finas. Agrega aceite de oliva con jugo de limón, previamente mezclado en un plato, y encima coloca tus láminas. Agrega parmesano y listo. Un Carpaccio sencillo.

Debes tener cuidado con los ingredientes debido a que al servirse crudo se corre el riesgo de una intoxicación. Sin embargo, si quieres probar carpaccio delicioso con distintos tipos de carne ven a Kofetarica Restaurante, nosotros tomamos medidas de higiene estrictas para garantizarte que este tipo de platos los puedes consumir sin problemas y con toda confianza.